La liposucción y el lipoláser son dos tratamientos que permiten deshacerse de los depósitos de grasa acumulados en diferentes partes del cuerpo que no somos capaces de eliminar mediante ejercicio físico o dieta. Pero a diferencia de la liposucción tradicional, el lipoláser es una novedosa técnica no invasiva y que no precisa cirugía mayor, lo cual hace su recuperación más rápida e inmediata, obteniendo los mismos resultados.

En el tratamiento lipoláser se utiliza anestesia local para mejorar el confort del paciente durante la intervención que suele durar de 1 a 2 horas, dependiendo de la zona a tratar. Mediante una pequeña incisión, o varias, se introduce una cánula con láser, de forma que se destruyen los adipocitos debido al calor, mejorando el aspecto de la piel, generando la producción natural de colágeno y aportando firmeza.  

El lipoláser diluye la grasa mediante un efecto de lipólisis, es decir convirtiendo la grasa en líquido. Parte de esta grasa es extraída por el doctor mediante la cánula, y la otra parte es eliminada de forma natural por el propio organismo. Tras este paso, el doctor cerrará las incisiones y pondrá fin a la intervención. El paciente podrá irse a casa el mismo día recuperando su vida normal entre las 24 y 48 horas siguientes. Además, los resultados son casi inmediatos y la reducción de volumen es visible después de la intervención. No obstante, se consiguen unos mejores resultados del lipoláser después de un mes, tiempo en el que la piel se irá adaptando y mejorando considerablemente. 

bikini-1171314_960_720

Contacta ya con nosotros.

Llama para pedir cita gratuita al Teléfono: 938326270

¿Se ha sometido a algún tratamiento estético con anterioridad? Lipoláser o liposucciónCirugía estéticaOtrosNinguno

Aceptar